15.6.08

Origenes del Síndrome de Diógenes

Perfectamente conocido para nosotros es actualmente el síndrome de Diógenes, constantemente aparecen en las noticias casos de Diógenes por todo el mundo. Es algo que ya consideramos habitual.


Hoy mismo, como muchos otros días, mi padre me ha dicho que tengo la habitación que parece que tengo este síndrome, y le he preguntado "de dónde viene ese nombre? quién era Diógenes?" y él me ha respondido con esta poesía que no sabía de quien era ni de que obra.

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.
Quejoso de mi fortuna
yo en este mundo vivía,
y cuando entre mí decía:
¿habrá otra persona alguna
de suerte más importuna?
Piadoso me has respondido.
Pues, volviendo a mi sentido,
hallo que las penas mías,
para hacerlas tú alegrías,
las hubieras recogido.



Pedro Calderón de la Barca

Es un fragmento de La vida es sueño




Me ha hecho gracia y he seguido investigando, buscando quién era realmente Diógenes, y encontré un texto bastante informativo en esta web, me limito a copiar un trozo, si quereis leerlo entero pinchad en el enlace de la web.

"Diógenes es el sabio cínico más cautivante, al punto que su figura se ha convertido en una leyenda. Vivía en un tonel. Su aspecto era descuidado y su estilo burlón. Era en extremo transgresor. Platón llegó a decir de él que era "un Sócrates que se había vuelto loco".

Nació en Sínope, en la actual Turquía, en el año 413 a.C. Por cuestiones económicas fue desterrado de su ciudad natal, hecho que tomó con cierta ironía: «Ellos me condenan a irme y yo los condeno a quedarse.»


A partir de entonces adoptó la indumentaria, las ideas y el estilo de vida de los cínicos. Vivió en la más absoluta austeridad y criticó sin piedad las instituciones sociales. Su comida era sencilla. Dormía en la calle o bajo algún pórtico. Mostraba su desprecio por las normas sociales comiendo carne cruda, haciendo sus necesidades fisiológicas, manteniendo relaciones sexuales en la vía pública, y escribiendo a favor del incesto y el canibalismo.



Sólo admitía tener lo indispensable. Cuentan que un día, viendo que un muchacho tomaba agua con las manos, comprendió que no necesitaba su jarro y lo arrojó lejos. En otra ocasión, cuando estaba en Corinto, el mismísimo Alejandro Magno se le acercó y le preguntó: «¿Hay algo que pueda hacer por ti?», a lo cual Diógenes le respondió: «Sí, correrte. Me estás tapando el sol.»
En una oportunidad salió a una plaza de Atenas en pleno día portando una lámpara. Mientras caminaba decía: «Busco a un hombre.» «La ciudad está llena de hombres», le dijeron. A lo que él respondió: «Busco a un hombre de verdad, uno que viva por sí mismo [no un indiferenciado miembro del rebaño].»"


5 comentarios:

Ainhoa dijo...

Déjate de tonterías y ORDENA LA HABITACIÓN

Manuel Sobrino Senra dijo...

Hola Amigo!! (o amiga, nose si eres chico o chica, jeje)

Muchísimas gracias por hacer un comentario en mi blog: www.espacioblog.com/terrorismoambiental.

Me sorprende (y me alegra) que hayas entrado en mi blog por medio del blog de Luismi...

Tu blog también está muy bien!! Sobretodo las noticias de Naturaleza y animales, que es lo que más me gusta, jeje. De todas manera, todavía no he tenido tiempo de verlo más detenidamente.

Cuando tenga tiempo le echaré un vistazo!

De momento, prondré un enlace de tu blog en el mío. Como verás, ya tengo muchos enlaces, y es un poco complicado que la gente se fije en una página en concreto, pero bueno... Es lo único que puedo hacer... Gracias por ponerme a mi en favoritos!

Un Saludo!!

La_Magia dijo...

el libro de Calderón es "La vida es sueño" no "la vida es un sueño".
interesante lo de diógenes. saludos

SER dijo...

UY, qué gran errata, eso lo copié y pegué de una web, ni me di cuenta de que estaba mal el título, ya sé que se llama "la vida es sueño" jejeje, lo cambio ahora!!

gracias por avisar

Anónimo dijo...

yo ya no soy esa....
eliminé toda mierda que habia en mi casa
se lo he pasado todo al vecino y sigue metido en cajas.
La diógenes para otro.

Muah!

wuqiqqti