9.4.07

China


El sábado por la noche en el barrio de malasaña fuimos rodeados de chinos que conocían nuestra debilidad y querían vendernos latitas de cerveza.

Compramos bastantes, con buen regateo y sacando buenos precios.

Pero la mejor compra de esa noche fue la gorra de uno de los chinos, que me gustó mucho y me dijo que me la dejaba a 6 euros, finalmente me la vendió a 3. Ahora tengo la gorra de un chino vendedor de latas, tengo una gorra cuyo origen desconozco....

pero me gusta

2 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

y cómo es la gorra??

yo la quiero ver. Hazle una foto.
jejeej
muuas!

Wiso dijo...

Tratándose de usted, me resulta una situación familiar y/o/u cotidiana....